Una botella gigante con un mensaje dificil de ignorar

Crashed Cars Bottle

Or Yarok, la asociación para una conducción más segura en Israel, está realizando una nueva campaña con esta instalación. Beber y conducir son una combinación mortal. Nadie lo duda, pero aún así muchos conductores prefieren ignorar este hecho. Los responsables de llevar a cabo esta campaña son  Shalmor Avnon Amichay/ Y&R Interactive Tel Aviv de Tel Aviv decidió hacer frente a los conductores con la dura realidad de lo que sucede cuando se mezcla alcohol y conducción,  y hacer que el mensaje sea tan grande que ya no pueda ser ignorado.

Algunos datos sobre la instalación: Se utilizaron mas de 80 coches accidentados anteriormente, mas de 15 toneladas de metal,  la botella gigante tiene mas de 20 metros de altura que está colocada en la autopista más transitada del pais durante 3 meses, teniendo a mas de 1 millón de personas expuestas al mensaje «No beber y conducir».

Crashed Cars Bottle

Crashed Cars Bottle